El presidente extendió el aislamiento obligatorio hasta el domingo 12 de abril

Aberto Fernández comunicó que la cuarentena seguirá hasta el final de la Semana Santa y advirtió que será duro con quienes especulen con los precios y despidan gente.

Anoche, en el marco de la pandemia coronavirus, tras reuniones con la comunidad científica y gobernadores de todo el país, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, explicó que “somos un caso único en el mundo. Estamos experimentando sobre la marcha. Los resultados iniciales son buenos y nos alientan a seguir en este camino. Nos preguntábamos si los argentinos íbamos a ser capaces de quedarnos en casa… más del 90% de los argentinos se han quedado en su casa”.

A continuación, el mandatario agregó que “Nos adelantamos al problema y esto nos dio la confianza de la comunidad internacional científica para ser una de las 10 naciones que busquen la vacuna. Aspiro a que esto le sirva de aprendizaje a la humanidad”.

Y anunció que “Vamos a prolongar la cuarentena hasta que termine Semana Santa, para detener la propagación del virus. Entre el día 10 y 14, el virus cumple su ciclo en el cuerpo humano. Prolongando vamos a cumplir dos ciclos. Vamos a tener datos más claros sobre quiénes tuvieron el virus para ver cómo se incuba la enfermedad. Es un largo camino que tenemos que enfrentar, una guerra contra un ejército invisible que nos ataca”.

Y después lanzó la frase que luego se hizo viral: “No tenemos que caer en el dilema de si es la salud o es la economía. Una economía que cae siempre se levanta pero una vida que termina no la levantamos más”.

Fernández también advirtió que será duro con los especuladores de precios y los que despidan gente y finalizó afirmando que “si hay algo que tiene que enseñarnos la pandemia es la regla de la solidaridad. Acá nadie se salva solo. De lo que se trata es de ganar menos, no de perder. Sigan llevando con esa alegría de que estamos haciendo bien las cosas, asumamos los días que nos quedan de cuarentena. Este es un camino que está empezando, queda mucho por delante y no tenemos garantizado ningún resultado pero si hacemos algunas cosas, el dolor será menos”.